POEMARIO "PRETÉRITO FUMAR-PERFECTO"

“Pretérito Fumar-Perfecto” es un juego de palabras donde confluyen vasos comunicantes urbanos cuyo fin no es otro, un acto de irreverencia contra aquellos gobernantes que nos acotan nuestras libertades. Este poemario que tengo el gusto de presentaros, tan solo es un guiño protesta para que se acentúe mas, aquel derecho que todos tenemos implícito desde el momento que nacemos…que no es otro, que La Libertad. Después de dos años, me hallo al pie de un nuevo intento del que considero, un ejercicio de inconformismo del cual demanda mi alma. Esto es un simple poemario a su carta…en el que las normas para adentrarse, las imponga libremente cada lector que tenga por inquietud de romperlo. Espero que pasados estos duros años…algunos de los hechos que engloban este “Pretérito Fumar-perfecto”…que pasaré a relatar en breve… sean un mal recuerdo… un acción pasada… sea un triste accidente…del que todos hayamos aprendido.

martes, 29 de junio de 2010

ABAJO EL ALZEHIMER

"Uno recuerda mientras baja,
al desván de los amores prohibidos,
a comprobar que siguen
tan inmortales y sin olvidos...,
"Fue en un Miércoles
veintiocho...
cuando aún recién cumplidos mis primeros
dieciocho...
supe lo que fue el amor,
con su respectiva pasión,
que hasta tal punto creí....,
que no había más mujer que ella,
aunque con los años aprendí,
afortunadamente para mí...
que los puntos finales sirven,
para buscar otros iniciales...,
tras un tiempo con las aves de paso y sus hostales,
de cuyo nombre prefiero no acordarme,
desembarque en la Sevilla y su Triana
la cual me disfrace de padre y de marido
todavía veo aquellos instantes,
con recuerdos reconfortantes.
Tras unos años mis sentimientos,
fue en una academia y con un ramo de margaritas,
suficientes....,
para derribar mi castillo presuntuoso de vanidades,
....¡¡¡Parecía hecho...!!!,¡¡¡Estaba conseguido!!!!,
cuando después de seis meses intente enamorarla,
poniendo en jaque,
todas las estrategias que estaban en mi alcance.
Mientras mi corazón volvía a funcionar,
como un reloj sin controlar.
Ella me concluyo :
Que no podía ser,
mientras a la vez se me caía,
el aliento que aún percibía....
Volví a las aves findesemanales,
que pasaban de vez en cuando,
por mi lado desdeñable....
hasta que aterrice en la cafetería del día a día...
la cual me esperaba,
aquella venezolana con tez caribeña,
cuya aventura, amistad, amor y desconcierto,
fue en su momento el mi gran aliento.
Luego llegó el brillo de aquella atractiva
y rubia bancaria,
que aunque fue intenso el romance que tuvimos,
afortunadamente para los dos se corto a tiempo.
Después del camino andado he llegado a la conclusión,
que he tenido la suerte de no tener uno,
sino varios amores prohibidos,los cuales he disfrutado,
sufrido y escarmentado,con un denominador común."

....QUE CADA UNO LLEGA EN SU MOMENTO

No hay comentarios: