POEMARIO "PRETÉRITO FUMAR-PERFECTO"

“Pretérito Fumar-Perfecto” es un juego de palabras donde confluyen vasos comunicantes urbanos cuyo fin no es otro, un acto de irreverencia contra aquellos gobernantes que nos acotan nuestras libertades. Este poemario que tengo el gusto de presentaros, tan solo es un guiño protesta para que se acentúe mas, aquel derecho que todos tenemos implícito desde el momento que nacemos…que no es otro, que La Libertad. Después de dos años, me hallo al pie de un nuevo intento del que considero, un ejercicio de inconformismo del cual demanda mi alma. Esto es un simple poemario a su carta…en el que las normas para adentrarse, las imponga libremente cada lector que tenga por inquietud de romperlo. Espero que pasados estos duros años…algunos de los hechos que engloban este “Pretérito Fumar-perfecto”…que pasaré a relatar en breve… sean un mal recuerdo… un acción pasada… sea un triste accidente…del que todos hayamos aprendido.

martes, 17 de agosto de 2010

REPUBLICA LITERARIA

¿Quién de los que se quedaron con su patente,
se atreve a subir al madero
a quitarle la corona de espinas al sabio penitente?


La soez autocracia se paso de vuelo,
se enterró así misma en su propio destierro,
con la platónica democracia
que aún esta por ver,
constataremos si es como nos dicen
o como nos la quieren vender,
la partidocracia es un cheque sin fondo
encubierto
que nos cubre discreta y actualmente
a todos.

En mi caso, me inclinaría
por la sabiocracia sin enreda
que por desgracia ni está
ni se la espera,
imagino
infinidad de tabernas
con libros de luchas por un amor,
Quijotes por doquier
o leyendas de batallas navales
sin alquiler,
distinguidas y extensas tertulias
en verso,
que residan cafeterías literatas,
blogs y foros filosóficos que invadan la red
que el usuario se emborrache eternamente
con copas del saber,
rastros y colas de mercados donde inunden
enérgicos intercambios de opiniones,


Una libre e ingobernable sociedad,
que use de herramienta la cultura
como única deidad,
nobles y valientes
gentes que acumulen plenitudes
en objetivos y proyectos,
al tiempo que tiran por el precipicio
a la envidiosa y odiosa
incultura avariciosa...

evitar ser tan vulgar
y no vivir en la opulencia.
Una sociedad con valores
pero no residuales,
donde no haya presos
dominados por el ego sin iguales,
manaran vidas en forma de arpas
cuidadosamente afinadas.

En la sabiocracia jamás encajaría
infames Belenes Esteban,
titiriteros televisivos,
vende biblias etéreos,
y acomplejados en estéreo,
políticos y cardenales
con sus ridículos atuendos
llevan colgado al cuello
un cartel de tela:
Cerrado indefinidamente
Por falta de clientela.

Teatros líricos improvisados
en cuyas calles se interpretaran
prestigiosas obras,
al ritmo de pícaros pintores
que van dando fe
al mencionado hecho,
se propagaran
academias de respeto y civismo,
de buenos modos sin abismo.


A lo largo y ancho de este poema, nadie se atrevió
a coger la escalera para subir a la cruz de la malaria,
ellos saben que fue Jesús quien quizás deseo instaurar
esta utopia llamada República Literaria.

No hay comentarios: