POEMARIO "PRETÉRITO FUMAR-PERFECTO"

“Pretérito Fumar-Perfecto” es un juego de palabras donde confluyen vasos comunicantes urbanos cuyo fin no es otro, un acto de irreverencia contra aquellos gobernantes que nos acotan nuestras libertades. Este poemario que tengo el gusto de presentaros, tan solo es un guiño protesta para que se acentúe mas, aquel derecho que todos tenemos implícito desde el momento que nacemos…que no es otro, que La Libertad. Después de dos años, me hallo al pie de un nuevo intento del que considero, un ejercicio de inconformismo del cual demanda mi alma. Esto es un simple poemario a su carta…en el que las normas para adentrarse, las imponga libremente cada lector que tenga por inquietud de romperlo. Espero que pasados estos duros años…algunos de los hechos que engloban este “Pretérito Fumar-perfecto”…que pasaré a relatar en breve… sean un mal recuerdo… un acción pasada… sea un triste accidente…del que todos hayamos aprendido.

domingo, 6 de octubre de 2013

EL RUIDO DE NUESTRO SILENCIO

Te consta que soy acera ante tus pies,
una consecuencia de la aroma de niñez,
un alumno mas de tu universidad de tus ojos,
eres mi faro de Alejandria...
pues tu sonrisa
es la esencia de una luz...
la cual gestiona esta adoquinada lejanía.

Soy un huésped más de tu sombra...
aquella que desprende algarabía...
aquella que acentúa...que moldea tus caderas...
que rebasa la desnudez de tus gestos góticos,
te confesé a pie de chimenea...
que tus ojos son rosetones vidriados..
donde transpasan el encanto de cada paisaje,
y la sabiduría de aquella brisa sin andamios.

Ahi...me veo...
dislocado por un amor sin rostro,
sobrecogido por la magnificíencia de tu catedral hechuras,
por aquellos recuerdos de témporas nucleadas
que barnizaban nuestros momentos álgidos.

Me he convertido en un aliado de mi alzhéimer...
por culpa de aquellas lapidarias esperas
desde aún me hallo en esta sala desesperada,
aún sueño por que venzas esa libertad vigilada
y saltes al vacío...desde donde te espera
el grial que rodea tu anhelo.

Mientras...te esperaré...
en Praga a que los días se conviertan en horas...
a que el Leon de la Metro sea dócil y entre por su aro...

Prepararé la decoración de la meta de tu huida
hacía el puente de Carlos...
a que dicho lugar perciba
el derribo este endiosado caparazón...

Tras el reencuentro...

un cambio climático...
existencial...
insisto primario...
ecosistema litúrgico..

Un hallazgo que valga para enmarcar
en el ruido de nuestro silencio.
































No hay comentarios: