POEMARIO "PRETÉRITO FUMAR-PERFECTO"

“Pretérito Fumar-Perfecto” es un juego de palabras donde confluyen vasos comunicantes urbanos cuyo fin no es otro, un acto de irreverencia contra aquellos gobernantes que nos acotan nuestras libertades. Este poemario que tengo el gusto de presentaros, tan solo es un guiño protesta para que se acentúe mas, aquel derecho que todos tenemos implícito desde el momento que nacemos…que no es otro, que La Libertad. Después de dos años, me hallo al pie de un nuevo intento del que considero, un ejercicio de inconformismo del cual demanda mi alma. Esto es un simple poemario a su carta…en el que las normas para adentrarse, las imponga libremente cada lector que tenga por inquietud de romperlo. Espero que pasados estos duros años…algunos de los hechos que engloban este “Pretérito Fumar-perfecto”…que pasaré a relatar en breve… sean un mal recuerdo… un acción pasada… sea un triste accidente…del que todos hayamos aprendido.

jueves, 24 de octubre de 2013

MAS ALLÁ DE LO COTIDIANO...

Un ayer como cada día, me aleccionaron, me ilustraron cuando fuí testigo de un acto rutilante sin maquillaje cargado de generosidad...el cual sin duda persiste en la retina de mi corazón.
Entré acompañado como cada día en nuestro céntrico bar habitual,donde normalmente asistimos con gran entusiasmo. En dicho lugar nos tratan como a reyes sin corona, en él,  uno es capaz de contraer relaciones amistosas, las cuales aportan islotes de algarabía e inabarcable gozo entre llanuras que rodean perspicacias cotidianas. En este ayer, tras los preceptivos saludos donde simbolizan aledaños de originalidad, nos dispusimos atrapar un lugar de aquella enorme barra con el fin de degustar alguna belleza etilica que se precie...todo con el famélico amparo de una grata conversación castiza.
Lo cotidiano fue mas allá en el instante que uno de mis acompañantes se percato que cerca de nosotros, se hallaba un joven tal vez africano, que trataba de reunir con ciertas dificultades unas monedas para abonar la comida que había digerido. Acto seguido mi acompañante sugirió al camarero que se cobrara la suma del simpático africano...por lo que el joven sorprendido...se le ilumino una sonrisa afable de enorme envergadura. Como respuesta el joven educado, se acerco y nos ofreció la mano a todos en señal de agradecimiento...a continuación...le correspondimos con un apretón de mano por el momento vivido.

Agradezco a la vida por permitirme vivir de primera mano momentos como estos...que no hacen otra cosa que... reconciliarme con el mundo.

No hay comentarios: