POEMARIO "PRETÉRITO FUMAR-PERFECTO"

“Pretérito Fumar-Perfecto” es un juego de palabras donde confluyen vasos comunicantes urbanos cuyo fin no es otro, un acto de irreverencia contra aquellos gobernantes que nos acotan nuestras libertades. Este poemario que tengo el gusto de presentaros, tan solo es un guiño protesta para que se acentúe mas, aquel derecho que todos tenemos implícito desde el momento que nacemos…que no es otro, que La Libertad. Después de dos años, me hallo al pie de un nuevo intento del que considero, un ejercicio de inconformismo del cual demanda mi alma. Esto es un simple poemario a su carta…en el que las normas para adentrarse, las imponga libremente cada lector que tenga por inquietud de romperlo. Espero que pasados estos duros años…algunos de los hechos que engloban este “Pretérito Fumar-perfecto”…que pasaré a relatar en breve… sean un mal recuerdo… un acción pasada… sea un triste accidente…del que todos hayamos aprendido.

viernes, 13 de diciembre de 2013

INFIERNO PARAISO DEL BOSCO

Desde el 1.998 hasta el 2.001 emergieron...
...sonrisas atrayentes...
44 meses... de miradas sugerentes...
1.320 días...de gestos absorbentes...
31.680 horas...de reconciliaciones envolventes..
1.900.800 minutos...de sueños elocuentes...
114.048.000 segundos... de ingenios excelentes.

Eramos dos prólogos de un proyecto
donde la inocencia acaparaba infiernos paraísos
en la que El Bosco nos buscaba en su cuadro
con el fin de pintarnos.

Eramos unos bragados inmaduros...
...pero enamorados hambrunos...
que deambulábamos con catalejos
de cuello vuelto y sin ojos...
el cual intuíamos acalorados y dorados
atardeceres en aquel Fiat Tempra que pasó
de la infancia a la senectud a golpes de suspiros
y vahos en relieve.

Eramos un pentagrama de notas sueltas
que trababan de buscar melodías
y formar músicas para adolescentes....
a la par que nos disfrazábamos de adultos.

Fue una historia de excesos en ambos calibres,
fue una historia de extremos en ambos carriles,
fue una historia de opiniones en ambos confines,

Fue...una alegoría donde su primera vez fue mi tercera...
y como por la boca suele adolecer el pez...

Aquella vez fue mi primera verdadera..
mi primera cadera...
mi primera London Hotel
sin Big Ben alguno...
pues...nos despojamos de relojes bravíos y percherones
que se entrometían,
que molestaban,
e irritaban a espacios prohibidos
a espacios...sacros
a espacios...lascivos.

Dos transatlánticos azorados e influenciados
que capeaban en las anchuras que amamanta la inseguridad,
...y posteriormente...
...se limaban...
...se proyectaban...
...se aniquilaban si era posible...
con tal de custodiar el espectro de la vana razón.

Orgullo peaje desbocado...
que danzaba en los sinsabores
y daba cobijo a la petulancia.

Amor neto e ignoto...
que acariciaban hechos, suspiros
y palabras versadas...o musicadas
siempre con rigurosa desnudez.

En aquel Septiembre de Divina Comedia...
no Dante si no El Bosco nos enjaulo en su boceto...
en el instante que dos torres extrañas
cayeron al abismo...

...nosotros caímos con ellas.
























No hay comentarios: